Todos conocemos la decisión tomada por una apretada mayoría del Pleno de la Sala Tercera del Tribunal Supremo el pasado día 6 de noviembre. Los Magistrados decidieron rectificar el criterio de una sentencia dictada por esa misma Sala en fecha 16 de octubre, conforme a la que (resumiendo mucho), el impuesto de actos jurídicos documentados que grava las escrituras otorgadas ante notario en los préstamos garantizados con hipoteca debe soportarlo la entidad que presta el dinero, y no el cliente. El revuelo consiguiente ha sido enorme, e incluso el presidente del Gobierno ha intervenido aprobando una modificación legislativa express. Read more →