Estamos acostumbrados a que la piratería funcione en una dirección: la de los usuarios individuales que descargan, reproducen y aprovechan obras y creaciones comerciales sin pasar por caja, sirviéndose de las páginas de enlaces o los sistemas P2P.

Sin embargo, hay otro circuito de piratería que funciona en sentido inverso y que no parece ir a motivar tantos cambios legislativos ni tantas emergencias; el de las marcas comerciales que roban la imagen o las creaciones de autores poco conocidos, bloggers o usuarios de la Red, y las usan en sus productos. Read more →