Tomar un vuelo puede convertirse en una experiencia complicada. Ni siquiera es necesario afrontar un retraso, un overbooking o el extravío de una maleta; las contrariedades pueden aparecer en la misma puerta de embarque bajo la forma de una negativa a permitirnos acceder al avión con nuestro equipaje de mano… y el sobrecoste imprevisto de una facturación discutible. Read more →